Disforia de género en niños y adolescentes.

LUIS LUQUE, ACEPRENSA, 15 NOVIEMBRE, 2021

Pese a la falta de certezas sobre los efectos de los tratamientos hormonales a menores, no se escucha a los padres cuando se oponen.

Dato paradójico es que, en la propia Columbia Británica, el sistema de salud pública provincial, en su apartado “Bloqueadores puberales para jóvenes”, afirma no saber a ciencia cierta cuáles son los efectos de dicho tratamiento: “No estamos seguros –advierten– de si los bloqueadores de la pubertad tienen efectos secundarios negativos sobre el desarrollo óseo y la altura. La investigación hasta ahora muestra que los efectos son mínimos, pero no conoceremos los efectos a largo plazo hasta que las primeras personas que toman bloqueadores de la pubertad sean mayores”.

[…]

“Que intervenga el Estado”

Las presiones sobre los progenitores asumen formas variadas. De una parte, acecha la amenaza legal: si un juez concluye que no están obrando “en el mejor interés del menor”, pudiera incluso llegar al extremo de quitarles la custodia legal.

Así lo plasma un reciente estudio de un equipo de médicos de varias clínicas estadounidenses (Dubin et. al, 2020).

A los padres les quedaría, simplemente, conformarse: los niños y adolescentes saben bien lo quieren, y sus deseos tienen preeminencia.

 […]

El espantajo del suicidio

Sobre los padres pesan también las presiones emocionales. Como ejemplo, el argumento del posible suicidio del menor si no se le afirma en su voluntad de ser reconocido como del sexo opuesto.

“La reasignación de género médica no es suficiente para mejorar el funcionamiento y aliviar las comorbilidades psiquiátricas entre adolescentes con disforia de género”

La aseveración tiene todas las papeletas para impresionar a los padres dubitativos, pero se demuestra falsa: Dhejne et. al (2011) constató, con una muestra en Suecia, que la transición médica completa al género deseado no libra a las personas trans de exhibir una tasa de suicidios mayor que la media. También Kaltiala-Heino (2020) revisó las historias clínicas de 52 adolescentes diagnosticadas con disforia, y observó que la aplicación de hormonas del otro sexo (de efectos no siempre reversibles) no les atenuaba los síntomas psiquiátricos. “La reasignación de género médica no es suficiente para mejorar el funcionamiento y aliviar las comorbilidades psiquiátricas entre adolescentes con disforia de género”, apuntó.

[…]

Al final, se trata de un “solos contra el mundo”, porque entre los médicos que agitan el espantajo del peligro, los lobbies que presionan, los medios de comunicación entregados a la “causa trans” y los responsables políticos que asienten y sonríen para la foto, poco asidero les va quedando a los padres que no ven a sus hijos “atrapados” mágicamente en un cuerpo ajeno.

La autoridad parental, en entredicho

En España se están tramitando normas que pueden menoscabar la autoridad de los padres de menores con presunta disforia, toda vez que facultan a la administración pública para intervenir en caso de detectar “riesgos”.

[…]

Por su parte, la ya aprobada Ley de Protección Integral a la Infancia considera “indicador de riesgo” la “no aceptación de la orientación sexual, identidad de género o las características sexuales de la persona menor de edad”.

Para leer el artículo completo: https://www.aceprensa.com/familia/infancia/padres-bajo-presion-del-activismo-trans/?utm_source=Suscriptores+Newsletter+Aceprensa&utm_campaign=84777f3b1f-EMAIL_CAMPAIGN_2021_11_18_11_52&utm_medium=email&utm_term=0_9940c1a781-84777f3b1f-81254520