Gente reza sujetando carteles frente a la Clínica Dator en Madrid. ANDREA COMAS.

Por Walter Sánchez Silva | ACI Prensa.

El Tribunal Administrativo de Mannheim emitió un fallo en el que reconoce el derecho del grupo 40 días por la Vida a reunirse y rezar ante una clínica de abortos en Alemania. El fallo del 31 de agosto, señala claramente que no se pueden prohibir las reuniones de oración silenciosas y pacíficas en calles específicas.

El caso comenzó en febrero de 2019, cuando a 40 Días por la Vida se le prohibió rezar cerca de la clínica de abortos de “Profamilia”, en la localidad de Pforzheim. 

Inicialmente, “Profamilia” le había pedido al grupo provida que no rece afuera de sus instalaciones sino en la acera del frente, por lo que quedaría entre ellos y el abortorio una división de una avenida de cuatro carriles. 

El grupo accedió, pero luego “Profamilia” pidió a 40 Días por la Vida que, si se reunían a rezar, lo hicieran en un lugar donde no fueran vistos ni oídos. La ciudad de Pforzheim hizo lo mismo.

En 2020, un tribunal dictaminó que la prohibición era legal, por lo que 40 Días por la Vida apeló la decisión esta vez con un resultado favorable. El centro de abortos “Profamilia” podría apelar. Pavica Vojnovic, líder de 40 Días por la Vida, compartió con ADF sus impresiones tras el fallo de ayer: «Toda vida humana es valiosa y merece protección. Me alienta que podamos reanudar nuestras vigilias de oración en apoyo de las mujeres y sus hijos por nacer en el lugar donde creamos que tiene más sentido. Es un gran alivio que la corte haya reconocido nuestras libertades fundamentales».

Tomislav Cunovic, abogado de Pavica en el caso, que recibió la colaboración de ADF International, dijo a ACI Prensa que el fallo demuestra que «desde el principio todas las acusaciones contra el grupo provida eran falsas y mentira, manipulaciones. Los próvidas rezaban siempre de manera pacífica cerca de la entrada de Profamilia sin molestar a nadie y, sobre todo, sin molestar a las mujeres embarazadas». 

Cunovic explicó y advirtió que la sentencia «es un mensaje muy importante para Alemania, pero también para toda Europa y todo el mundo, sobre todo porque algunos gobiernos como Inglaterra, Escocia, España ya están prohibiendo la oración en lugares públicos ante abortorios. Alemania también quiere prohibirlo».

Cunovic dijo a ACI Prensa que con esta decisión y con el fallo de otra corte en Kassel se prueba que «todavía hay cortes y jueces que protegen la ley, la Constitución, la democracia, los derechos fundamentales como la libertad de expresión, de reunión y de religión. Hemos además aprendido que vale la pena luchar y nunca perder la esperanza, ¡sobre todo porque estamos defendiendo la vida humana. Luchamos por los derechos humanos de los niños no nacidos…».