Parlamento de Escocia, SoopySue / Getty Images/iStockphot.
Parlamento de Uruguay. EFE/Raúl Martínez/Archivo

Michael Cook, BioEdge.

Dos países más están debatiendo si legalizar la eutanasia o no: Escocia y Uruguay.

En Escocia, un miembro liberal del parlamento escocés, Liam McArthur, ha presentado un proyecto de ley para permitir la muerte asistida. Los intentos anteriores fallaron. En 2014 hubo un intenso debate sobre otro proyecto de ley presentado por otra miembro del Parlamento Escoces (MPE), Margo MacDonald, aunque murió antes de la votación.

«Desde el último proyecto de ley de eutanasia hemos tenido dos elecciones. Actualmente, la composición del parlamento es muy diferente», comentó McArthur a la BBC. «Solo alrededor de un tercio de los MPE que estuvieron presentes en 2015 siguen presentes ahora y tuvieron la oportunidad de debatir y votar sobre el tema la última vez. En estos últimos años, hemos comprobado que el estado de opinión política dentro del parlamento se ha puesto al nivel del estado que impera, desde hace algún tiempo, entre el público escocés».

En Uruguay,  la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados aprobó un proyecto de ley que legaliza la eutanasia. El organismo ahora debatirá el tema en una sesión plenaria, probablemente en octubre próximo. El proyecto de ley se presentó por primera vez en 2020, pero languideció debido a la pandemia de Covid-19. El presidente, Luis Lacalle Pou, y la Iglesia Católica se oponen firmemente a su aprobación.

En Exit International, la organización pro eutanasia dirigida por el Dr. Philip Nitschke, se comentó: «Aunque esta propuesta de ley está muy medicalizada, es progresista en el sentido de que incluye condiciones de salud que “merman gravemente su calidad de vida’” Para todos los efectos, esto podría incluir la vejez avanzada. El segundo punto de interés es que el proyecto de ley analiza las opciones al final de la vida como un “derecho”, por lo que nos felicitamos»